Consecuencias laborales si el IPN fuera autónomo

El Instituto Politécnico Nacional (IPN) es un organismo desconcentrado de la Secretaría de Educación Pública (SEP), de acuerdo con el artículo 2º de la Ley Orgánica del IPN (LOIPN) [1]. Al ser dependiente de la administración federal, las relaciones laborales entre el IPN y sus trabajadores están reguladas por el apartado B del artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM).

Si el IPN se convirtiera en un organismo autónomo tendría como consecuencia inmediata que las relaciones laborales de los trabajadores del IPN dejen de ser regidas por el apartado B del artículo 123 de la CPEUM [2] y pasen a regirse por el apartado A de este mismo artículo. El sustento esto está en la fracción VII del artículo 3º de la CPEUM el cual habla de las universidades e instituciones de educación superior autónomas y establece que las relaciones laborales se regirán por el apartado A.

El artículo 123 de la CPEUM considera dos grupos de trabajadores y los divide en los apartados A y B. El apartado A está reglamentado por la Ley Federal del Trabajo [3] y el apartado B está reglamentado por la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado (LFTSE) [4].

El artículo 4º de la LFTSE clasifica en dos grupos a los trabajadores: los de confianza y los de base. El artículo 6º de la LFTSE especifica los trabajadores de base, mientras que el 5º especifica los trabajadores de confianza.

En este mismo artículo 6º de la LFTSE, les da a estos la característica de “inamovibles” hasta después de 6 meses y un día de trabajo sin nota desfavorable. Esto le da a los trabajadores una estabilidad laboral.

Además, el artículo 10º de la LFTSE establece que no se puede renunciar a los derechos que esta ley otorga. Lo que implica que protege al trabajador evitando que por algún acto voluntario o forzado este opte por renunciar a derechos.

Las consecuencias inmediatas de que el IPN sea un instituto autónomo es la pérdida de los derechos que el apartado B y toda la normativa que se derive les otorga, particularmente la cualidad de “inamovibles” y por ende la estabilidad laboral de los trabajadores del IPN se pierde.

Es importante aclarar que el hecho de que los trabajadores se consideren inamovibles, no implica que no pueden ser retirados de sus cargos, sin embargo se deben seguir procedimientos para el cese de un trabajador.

El artículo 46º de la LFTSE protege al trabajador del cese de su trabajo si no hay una causa justa y ahí mismo prevé causales, adicionalmente se contemplan algunas más en el artículo 46º Bis.

En conclusión, la autonomía en IPN sería completamente perjudicial —al menos— en materia de derechos laborales.

Fuentes y Referencias

[1]: Ley Orgánica del Instituto Politécnico Nacional
Url: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/171.pdf
Última visita: miércoles 27 de abril de 2015, 23:00 horas.

[2]: Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos
Url: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/htm/1.htm
Última visita: miércoles 27 de abril de 2015, 23:00 horas.

[3]: Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, Reglamentaria del Apartado B del Artículo 123 Constitucional
Url: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/111.pdf
Última visita: miércoles 27 de abril de 2015, 23:00 horas.

[4]: Ley Federal del Trabajo
Url: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/125_120615.pdf
Última visita: miércoles 27 de abril de 2015, 23:00 horas.

Comentarios

Responsabilidades e incongruencias de usuarios de Uber

Derivado de las restricciones vehiculares de los días pasados impuestas por la Comisión Ambiental de la Megalòpolis (CAMe), las tarifas del servicio Uber en la Ciudad de México aumentaron considerablemente respecto a sus tarifas “habituales”.

Las reacciones de los usuarios expresando su descontento no tardaron en salir a la luz pública principalmente por las redes (twitter y facebook). Quejándose de costos desproporcionados y en algunos casos acusaciones de prácticas abusivas por parte de la empresa Uber.

Es importante destacar el hecho de que cada usuario de Uber tienen el derecho de elegir el servicio de Uber o cualquier otro servicio de transporte, por ejemplo, los taxis de la red de transporte público.

Si el usuario de Uber opta por el servicio de esta empresa, en el momento que planifica su recorrido y antes de solicitar el servicio, puede consultar la tarifa estimada calculada principalmente con tres variables: distancia de recorrido, tiempo de recorrido y demanda del servicio, por lo que justo ahí tiene nuevamente el derecho de aceptarlo o rechazarlo.

De lo anterior, considero la congruencia de las quejas hacia Uber por parte de los usuarios no es válida, ya que en -al menos- dos momentos han decidido elegir ese servicio con sus implicaciones, principalmente económicas. Incluso cuando no existe una situación de monopolio que obligue al usuario a optar por Uber, por el contrario, existen alternativas factibles.

Las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México (GCDMX) han anunciado que intervendrán para regular/imponer las tarifas [1].

Nunca olvidemos la responsabilidad del usuario de Uber que acepta las tarifas, pero después se queja de ellas.

Nunca olvidemos esa costumbre tan dañina de política “paternalista” del GCDMX, que ha afectado a nuestra sociedad.

Fuentes y Referencias

[1] http://www.eluniversal.com.mx/articulo/metropoli/cdmx/2016/04/8/uber-abuso-cdmx-controlara-tarifas

Comentarios

CAMe activa la Fase 1 y los errores de las autoridades

La Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) anuncia que se activa la “Fase 1 de Contingencia Ambiental” e impuso que el día de mañana, miércoles 6 de abril de 2015, habría doble restricción a la circulación vehicular.

Este miércoles 6 de abril de 2016, no circularán:

  • Automóviles con engomado rojo o terminación de placa 3 y 4.
  • Automóviles con engomado azul o terminación de placa 9 y 0.
  • Motocicletas con terminación de placa 3, 4, 9 y 0.
  • Automóviles con permisos y matrículas sin número.

Las autoridades de que integran la CAMe, continúan imponiendo restricciones a la circulación vehicular incluso cuando científicos y organizaciones no gubernamentales, han expresado que las restricciones no contribuyen a mejorar la situación ambiental, incluso existe la probabilidad de que estas restricciones agraven más la contaminación.

Ha quedado evidente que las autoridades que integran la CAMe no han estado a la altura de los problemas que esta “megalópolis” enfrenta. Han optado por imponer restricciones sin observar el sustento científico, mientras que la población desaprueba su proceder y con ello, tomando decisiones que tienen como consecuencia el agravamiento de la contaminación.

Por un lado las autoridades no sólo no han tomado medidas con sustento científico, sino que tampoco han tomado medidas para mitigar otros problemas de contribuyen a la contaminación: aumento del urbanismo depredador, cambio de usos de suelo, medidas de protección al ambiente por industrias (por ejemplo gasolineras), instalación de una red de transporte público eficiente y barato, instalación de ciclopistas adecuadas que cubran la ciudad, instalación de carriles confinados para motociclistas, etc.

Lo que si han hecho, convenientemente, es implementar restricciones a la circulación vehicular que de no ser cumplidas por los ciudadanos, implican multas y remisiones a los depósitos vehiculares, que dejan ingresos altos a las tesorerías de cada entidad. Eso sí está bien implementado y en pronta aplicación.

En conclusión las autoridades de la CAMe, no han tomado las medidas adecuadas para enfrentar adecuadamente la contingencia ambiental, ni parece que tengan un plan serio y sustentable a largo plazo para mejorar la situación ambiental y de movilidad.

Fuentes y referencias

[1] Comunicado de Prensa de la CAMe del martes 5 de abril de 2016. http://www.gob.mx/comisionambiental/prensa/comunicado-de-prensa-26235

[2] “El nuevo programa Hoy No Circula, no garantiza evitar contingencias atmosféricas” http://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2016_208.html

Comentarios