La reacción de consejeros frente a la privatización de la educación5 min read

Print Friendly, PDF & Email

La comunidad estudiantil de Escom vive una crisis de la que parece no ser consciente. Esta consiste en la pobre capacidad de representación y la incapacidad para defensa de los intereses de este sector de la comunidad por parte de sus consejeros y representantes. Probablemente esta situación haya existido durante tanto tiempo que incluso se percibe como ordinaria y no como una crisis.

Particularmente me centraré en la actuación de los consejeros ante los cursos privados que imparten dentro de la ESCOM.

La escuela provee las instalaciones. La empresa paga un monto para arrendar las instalaciones con lo que adquiere el derecho de uso. La empresa administra e imparte los cursos, reservándose el derecho de admisión, así como, del establecimiento del precio de los cursos. Sólamente las personas con aceptación de la empresa pueden tomar los cursos, esto puede ser mediante el pago del curso o una “beca”.

Lo anterior, es contrario a los principios fundacionales del propio IPN, contraviniendo la impartición de educación gratuita dentro de esta casa de estudios, que tiene por objetivo, evitar que el factor económico sea un obstáculo para el acceso a este derecho, la educación. Este espíritu está plasmado en el artículo 5º de la Ley Orgánica del IPN, que a la letra dice La educación que imparta el Instituto Politécnico Nacional será gratuita, y es claro, contundente y sin lugar a interpretaciones.

Todo estudiante del IPN ha sido beneficiario directo de la educación gratuita. Moralmente corresponde a ellos —o nosotros los beneficiados— defender este derecho para que otras personas u otras generaciones, también gocen de este beneficio.

La impartición de educación superior en México no es una obligación del Estado, a diferencia de la educación primaria, secundaria y media superior que si lo es. Sin embargo, las instituciones del Estado que imparten educación están obligadas a hacerlo de forma gratuita.

Este tipo de cursos son una forma de privatización de la educación, al restringir el acceso a las personas que tengan las posibilidades económicas para pagar su costo y —uno que otro afortunado excepcional— de una beca.

Existen empresas dedicadas a la impartición de educación en todos los niveles, asignan cuotas, establecen sus propios planes de estudios, se reservan el derecho de admisión, pero lo hacen en sus instalaciones y no en instalaciones destinadas a la educación pública.

Es esperable, aunque moralmente incorrecto, que cualquier beneficiario de las becas a los cursos se pronuncie en favor de estos, incluso algunos la defenderán, finalmente con esto se logra callar la crítica, se soborna la persona y se corrompe la conciencia. Estas becas, en su naturaleza “escasa”, actúan como una “migaja entre hambrientos”. Algunos otros con mayor prudencia —léase pusilánime— optarán simplemente por guardar silencio.

La mayoría de los estudiantes quedarán excluidos de los beneficios y es completamente lógico, porque un negocio de este tipo nunca tendrá la intención de la educación gratuita o el espíritu de las universidades: la difusión libre de conocimientos. Sólo importa lucrar, sólo importan los que puedan pagarlo.

¿Qué sería de todos estos estudiantes que ahora apoyan esta forma de privatización de la educación, si no hubieran podido acceder a la educación superior por no tener los recursos económicos para pagarla?, la educación de estos estudiantes la pagamos todos a través de nuestros impuestos, mismos que el Estado transfiere a las instituciones.

¿Habrían estado en favor de la educación privatizada si ellos o sus familias no hubieran tenido el dinero suficiente para pagar su educación superior?, seguramente no, pero la amnesia histórica abunda y el compromiso social es nulo.

La reacción de los alumnos consejeros a todos estos actos debió ser el repudio constante de estos cursos, pero contrario a esto, han sido cómplices en alguna forma, donde incluso la omisión es una forma de complicidad.

Cada espacio, cada foro, cada recurso a su alcance, debería ser usado por ellos para exigir que esos cursos sean integrados a su plan de estudios —si consideraran que son conocimientos que deberían tener dentro de su acervo académico—, deberían exigir que todo estudiante tenga la posibilidad de acceder a ellos de la misma forma que se puede acceder a cualquier otra asignatura. Estas acciones tiene el objetivo evidente e incuestionable de beneficiar a los estudiantes, a ellos mismos, a sus compañeros, a sus representados.

Tristemente, lejos de actuar en beneficio de sus compañeros, actúan como empleados fieles a esta empresa, defendiendo a toda costa la existencia de cursos privados, incluso promoviéndolos entre sus compañeros [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8]. Por si fuera poco, actúan como “departamento de comunicación social”, “departamento de difusión”, o algo similar, al difundir las convocatorias a cursos, los sorteos de las becas, etc.

Este tipo de acciones por parte de los alumnos consejeros exhiben la falta de empatía con sus compañeros, la falta de conciencia social, la falta de una visión progresista y de inclusión, el desconocimiento de los principios de fundación del IPN y la falta de capacidad para ejercer el cargo de consejeros.

¡He ahí la gran crisis!, estamos hablando de carencias enormes a nivel escolar, ¿qué podemos esperar del futuro de una sociedad con principios así?

Fuentes y Referencias

  1. .
    https://www.facebook.com/groups/alcon.escom/permalink/1316156711779348/
  2. .
    https://www.facebook.com/groups/alcon.escom/permalink/1315107468550939/
  3. .
    https://www.facebook.com/groups/alcon.escom/permalink/1306586076069745/
  4. .
    https://www.facebook.com/groups/alcon.escom/permalink/1306910656037287/
  5. .
    https://www.facebook.com/groups/alcon.escom/permalink/1301489283246091/
  6. .
    https://www.facebook.com/groups/alcon.escom/permalink/1298084390253247/
  7. .
    https://www.facebook.com/groups/alcon.escom/permalink/1297684450293241/
  8. .
    https://www.facebook.com/groups/alcon.escom/permalink/1295641737164179/
Comentarios